PUBLICIDADError, el grupo no existe! Compruebe la sintaxis! (ID: 1)
Author

Karin Ohlenschläger

    Han pasado diez años desde que falleció el polifacético artista canario Pedro Garhel.  Esta fecha coincide no solo con la conmemoración de ARCO, sino también con el 35º aniversario de Espacio P: el primer centro independiente dedicado a la performance, el videoarte y otras prácticas interdisciplinares, en España.

    Garhel fue una de las figuras emblemáticas del arte de acción de los años 80. Estrenó su primera obra, Escultura Viva (1977), en la Plaza Colón de Madrid y culminó su trayectoria diez años después en la documenta 8 de Kassel, con la acción multimedia Dedicado a la memoria (1987), junto a su compañera de trabajo Rosa Galindo y su grupo multimedia Depósito Dental.

    Sin embargo, lo que él mismo consideró su obra más importante fue el Espacio P (1981-1998), en el centro de Madrid. Se trataba de un local de apenas 180 m2 convertido en un lugar de encuentro, investigación, producción y exposición de todo tipo de prácticas abiertas a la colaboración e intersección entre las artes plásticas, visuales, escénicas y sonoras.

    Inició sus actividades en octubre de 1981 como espacio de ensayo y formación, con el nombre de Performance Estudio.  Un año más tarde abrió sus puertas  como Performance Espacio Alternativo, iniciando su programa público de Acercamientos a… con el artista americano Philip Corner,  una colaboración con el fotógrafo vasco Eduardo Momeñe, una Necropsia colectiva con la performer Paloma Unzeta, la proyección de la película La celosía de Isidoro Valcárcel Medina y un largo etcétera de actividades relacionadas con el cine experimental, la performance, el videoarte,  conciertos multimedia y otras colaboraciones que desbordaban los límites de los géneros.

    En Espacio P se cruzaba el legado Fluxus de los 60 con el Arte Conceptual de los 70 y la radicalidad Punk de los 80. Este último a través de los programas de vídeo del grupo australiano SPK, de los colectivos alemanes Einstürzende Neubauten, Die Tödliche Doris y Plan K o de la performer catalana Ewa Lyberten.  A lo largo de los años, encontramos en su programación además los nombres de Nieves Correa, Darío Corbeira, Concha Jerez, José Iges, Rafael Lamata, Jaime Vallaure o Santiago Sierra; conciertos de Llorenç Barber, Juan Belda, Javier Colis, Clónicos, Esplendor Geométrico, Suso Saiz y otros conocidos en los diferentes ámbitos de las artes visuales y sonoras.

    Aunque las actividades del Espacio P se encontraban diametralmente opuestas al interés del mercado de arte, volcado en la pintura de los años ochenta, Pedro Garhel no faltó a las primeras citas de ARCO. En 1982 realizó la performance Presencias con el grupo Corps en la feria; dos años más tarde el video y la acción In condition, en el stand del Colegio Oficial de Arquitectos;  y  Etapa I y II en el de la Comunidad de Madrid.  En 1985, Espacio P incluso tuvo un stand propio en ARCO, presentando la primera distribuidora de videoarte, Alliance Video Art (AVA),  que en años sucesivos seguiría presente en las diferentes ediciones de Videoarco.

    Input_firmas_Emision1

    Durante una década, AVA distribuyó  la videocreación española y europeo, además de las producciones propias de performances de Espacio P,  con muestras monográficas en el Künstlerhaus Hannover (1985), en Ars Electronica de Linz (1987), o en los festivales de video de Locarno, La Haya, Montreal y Nueva York. Los contactos de Garhel con artistas como Wolf Vostell, MeredithMonk o Ulay y Marina Abramovic, así como sus conexiones internacionales con espacios de similares características en Nueva York, Colonia, Roma o Berlín, subrayan su notoriedad.

    Pedro Garhel  ya se preocupaba por aquel entonces de documentar todo  lo que se investigaba y producía en el emblemático Espacio P, dejando como testimonio un amplio archivo de obras y documentos de aquellas décadas. Se trata de un significativo patrimonio contemporáneo material e inmaterial que permitirá estudiar además ls redes internacionales de los espacios independientes de video y performances, las intervenciones de los artistas en los espacios públicos,  las producciones interdisciplinares y colaborativas, o la formulación de herramientas y estrategias formativas  en los ámbitos del arte de acción y multimedia.

    Con todo, el legado de Garhel  y el fondo de Espacio P, en su 35º aniversario, está mereciendo la atención de un equipo interdisciplinar de investigadores que pretende arrojar nueva luz sobre el arte emergente de la década de los 80 y 90 en España y profundizar en el tránsito de la era analógica a la cultural digital a partir de las actividades de este singular espacio autogestionado por artistas. El proyecto  Archivo Espacio P: Propuesta metodológica para su continuidad digital  está vinculado a la Universidad Carlos III de Madrid, y cuenta con la colaboración de un equipo interdisciplinar de expertos de las Facultades de Bellas Artes de Granada, La Laguna y Pontevedra. Respaldado por el Ministerio de Economía y Competitividad (Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016), el proceso de trabajo de este equipo interdisciplinar de expertos se puede seguir en la web http://www.archivoespaciop.wordpress.com.

    11 enero, 2016 0 comment
    2 Facebook Twitter Google + Pinterest